MAGDALENAS

By 27 abril 2015



Si tienes una tarde de domingo un poco "así-así" y te apetece hacer una merienda sencilla, o tienes a los niños por casa con amigos y ya no saben a qué jugar, también es una muy buena oportunidad para ponerles a hacer algo productivo, seguro te lo agradecerán. 

Cuando pruebes estas magdalenas no vas a volver a comprar una de paquete en la vida, y si lo haces es para matarte... jaja Se hacen en un plis y están de un esponjoso que te puedes comer tres de un tirón sin apenas pestañear, son "altamente peligrosas".

Nos ponemos el delantal y a disfrutar...

 Ingredientes

210 g. de azúcar
4 huevos (preferiblemente camperos)
200 g. de aceite de girasol
210 g. de harina de repostería
ralladura y zumo de naranja (o limón)
1 sobre de levadura Royal
una pizca de sal
almendras laminadas (opcional)


Precalentamos el horno a 200 º C.

Tamizamos los ingredientes secos: harina, sal y levadura. Reservamos.

Echamos en un bol los huevos, el azúcar, el zumo y la ralladura de naranja, batimos durante unos 8 minutos o hasta que la mezcla duplique su volumen, se vea cremosa y de un color amarillo pálido.

Sin dejar de batir, añadiremos el aceite, en un chorrito muy fino, por los bordes del bol. Bajamos al mínimo la velocidad de la batidora eléctrica y añadimos la harina, la sal y la levadura tamizadas (poco a poco), tratando de que se integren a la mezcla pero sin que esta pierda volumen.

Preparamos el molde con las cápsulas (20 aproximadamente) y rellenamos con la mezcla, unas ¾ partes, sin rellenar hasta el borde para evitar que se desborde cuando comience a subir durante el horneado. Metemos en la nevera unos 15 minutos.

Sacamos de la nevera y espolvoreamos con almendras laminadas por encima. Metemos al horno durante 15 minutos. Sacamos y dejamos que enfríen en una rejilla y ya están listas para merendar. Si tienes suerte y no las comen todas, puedes conservarlas perfectamente una semana en una lata de galletas o cualquier otro recipiente hermético.


Prueba a hacerlas y me contarás.

Espero que os gusten.

Nota: Dos trucos para que te salgan con un copete bien hermoso. Las cápsulas deben ser resistentes no de papel blanducho y es muy recomendable meter la mezcla en la nevera antes de proceder al horneado, 


También Podría Gustarte

0 comentarios

Gracias por dejar tu comentario.