ALMÍBAR CLÁSICO

By 15 enero 2016


Son muchos los usos de esta preparación tan básica y es que el almíbar sirve lo mismo para bañar un bizcocho, unas torrijas o unas tortitas como para conservar frutas o hacer caramelo. El almíbar también es la base de preparaciones como el merengue italiano o de postres como el tocinillo del cielo.
Dependiendo de la receta el almíbar puede tener una consistencia más ligera o más espesa y para conseguirlo pueden cambiar las proporciones de azúcar/agua tanto como el tiempo de exposición al calor.
Estas cantidades son el punto de partida para conseguir un almíbar suave para bañar por ejemplo un bizcocho.

Nos ponemos el delantal y a disfrutar...

Ingredientes
3 tazas de agua
3 tazas de azúcar
1 rama de canela
1 estrella de anís o
1 vaina de vainilla
(ron, brandy o vino dulce)

Ponemos todos los ingredientes, excepto el ron, en una cazuela pequeña y dejamos hervir unos 8 minutos a fuego medio-alto removiendo de vez en cuando para evitar que caramelice. Separamos del calor, agregamos el ron o licor elegido, y dejamos reposar unos minutos para que el almíbar se temple. 

Ya tenemos el almíbar listo para bañar bizcochos, torrejas, capuccinos, cabezotes o cualquier otro postre que así lo requiera.

 
Sencillo de hacer y muy fácil de aromatizar, sólo tenemos que cambiar la canela o el anís, por un poco de piel de limón, de naranja o una vaina de vainilla. Dependiendo del postre podemos incluir un licor, vino dulce o un chorrito de ron.

Espero que te guste.
 

También Podría Gustarte

0 comentarios

Gracias por dejar tu comentario.