PANNA COTTA CLÁSICA

By 21 junio 2017



Está haciendo un calor que no es normal,... ufff... y lo más triste es que no apetece para comer na´que no sea fresquito y ligero. Este postre lo es. La panna cotta es una especie de flan de nata, con origen piamontés. Es el no va más de la sencillez, sólo tienes que tener la previsión de hacerla con antelación porque no lleva horno sino nevera a "tutiplén".

Nos ponemos el delantal y a disfrutar...

Ingredientes
(para Panna Cotta)
4 láminas de gelatina
200 ml de leche entera
500 ml de nata espesa
100 g de azúcar
1 vaina de vainilla

Salsa TOFFEE (receta aquí)

Introducimos las láminas de gelatina en un cuenco con agua y dejamos hidratar durante un par de minutos.

Ponemos la leche en un cazo y agregamos la gelatina hidratada y escurrida. Dejamos reposar un poquito. Luego ponemos la leche a fuego medio y, sin dejar que hierva, removemos constantemente con una cuchara de madera hasta que la leche llegue al punto de ebullición.

En otro cazo ponemos la nata con el azúcar y la vaina de vainilla y llevamos a ebullición también sin dejar de remover. Retiramos del fuego, desechamos la vaina de vainilla e incorporamos la mezcla de leche con gelatina. Removemos bien y reservamos.

Vertemos la mezcla obtenida en unas copas o en unos moldes bonitos, previamente engrasados. Dejamos que templen a temperatura ambiente e introducimos en la nevera durante toda la noche, para que cuaje bien la panna cotta.


Sacamos los moldes de panna cotta de la nevera, un poco antes de servir. Para desmoldar ponemos los moldes en un poco de agua templada, pasamos un cuchillo por el borde para que se despegue y volcamos sobre un plato de postre. Presentamos en la mesa individualmente, acompañándola de una salsera con el toffee para que cada cual se sirva la cantidad a su gusto.

Delicioso y refrescante postre para finalizar una cena en estos días calurosos de verano.

Espero que te guste.


Nota: Podemos utilizar moldes individuales (tipo flaneras) o un molde grande circular, siempre engrasados, para que sea más fácil desmoldar. Puedes acompañarla de cualquier otra salsa dulce o de mermelada, combina muy bien con un lemmon curd o con salsa de chocolate o de frutos del bosque.


También Podría Gustarte

0 comentarios

Gracias por dejar tu comentario.